viernes, 6 de julio de 2018

miércoles, 4 de julio de 2018

San Luis Maria Grignon de Montfort




San Luis Maria Grignon de Montfort, teólogo, sacerdote misionero y escritor francés, fundó unas Comunidades religiosas que han hecho inmenso bien en las almas. Los Padres Montfortianos (a cuya comunidad le puso por nombre "Compañía de María") y las Hermanas de la Sabiduría. Murió el 28 de abril de 1716, a la edad de 43 años, agotado de tanto trabajar y predicar.





Vida de Santa Maria Dominga Mazzarello




Nació el 9 de mayo de 1837 en Mornese, Italia. Siendo una sencilla campesina, pobre e ignorante, llegó a ser la Fundadora de la que es hoy la segunda Comunidad religiosa femenina en el mundo (en cuanto a número de sus religiosas), la Comunidad de hermanas Salesianas.
Fundó en su pueblo un "Oratorio" o escuela de catecismo para la niñez femenina. Ella y sus amigas les enseñaban costura y otras artes caseras, mientras iban consiguiendo que las jovencitas aprendieran muy bien la religión, observaran excelente comportamiento en casa, fueran a misa y recibieran los sacramentos. Paralelamente, San Juan Bosco utilizaba en Turín una metodología similar, pero aplicada a los varones.






ISABEL LA CATÓLICA


Producción de HMTelevisión

Isabel la Católica: una mujer que no se dejó atar por las expectativas de su época; una esposa fiel y una madre dedicada; una reina que tomaba en serio sus responsabilidades y no cedió en sus derechos y deberes, como algunos esperaban; una reformadora que no tenía miedo a exigir a los poderosos y religiosos de su tiempo el cumplimiento de sus obligaciones; una reina que buscaba el bien de todos sus súbditos; una misionera que, sin salir nunca de su propio país, llevó la fe a un mundo nuevo; una creyente de una fe profunda y de una unión con Dios que te lleva a preguntarte si no debiera ser elevada también a los altares.





jueves, 14 de junio de 2018

Vete primero a reconciliarte



Evangelio de la homilía del Santo Padre:

San Mateo 5:20-26

20 «Porque os digo que, si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el Reino de los Cielos.
21 «Habéis oído que se dijo a los antepasados: No matarás; y aquel que mate será reo ante el tribunal.
22 Pues yo os digo: Todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal; pero el que llame a su hermano "imbécil", será reo ante el Sanedrín; y el que le llame "renegado", será reo de la gehenna de fuego.
23 Si, pues, al presentar tu ofrenda en el altar te acuerdas entonces de que un hermano tuyo tiene algo contra ti,
24 deja tu ofrenda allí, delante del altar, y vete primero a reconciliarte con tu hermano; luego vuelves y presentas tu ofrenda.
25 Ponte enseguida a buenas con tu adversario mientras vas con él por el camino; no sea que tu adversario te entregue al juez y el juez al guardia, y te metan en la cárcel.
26 Yo te aseguro: no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último céntimo.



Fuente: Aciprensa

En la Misa celebrada en Casa Santa Marta este jueves 14 de junio, el Papa Francisco reflexionó sobre la costumbre de insultarse y de amenazarse, y advirtió que se trata de una costumbre que mata y cuyo origen se encuentra en la envidia.
La invitación que hace Jesús en el Evangelio del día, “ponte enseguida a buenas con tu adversario mientras vas con él por el camino; no sea que tu adversario te entregue al juez y el juez al guardia, y te metan en la cárcel”, es un acto de “sabiduría humana: siempre es mejor un mal acuerdo que un buen juicio”, explicó el Pontífice.
En este sentido, el Papa reflexionó sobre las palabras de Jesús en contra de los insultos, un problema que, según señaló en la homilía, es hoy más actual que nunca. “Los insultos citados por Jesús son insultos anticuados. Hoy tenemos un elenco de insultos más fuertes, más folclóricos, más coloridos”.
Se trata de una costumbra muy dañina y, Jesús, al mandamiento “no matará, le añade: “Todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal; pero el que llame a su hermano ‘imbécil’, será reo ante el Sanedrín; y el que le llame ‘renegado’, será reo de la gehenna de fuego”.
Por lo tanto, “llamar al hermano ‘estúpido’ o ‘loco’ comporta una condena”, porque el insulto “es el comienzo del asesinato, y al descalificar a otro, le quitas el derecho a ser respetable, lo echas a un lado y lo matas para la sociedad”.
En este sentido, Francisco lamentó que “estamos habituados a respirar el aire de los insultos. Basta con ir en coche en hora punta. Ahí encontramos un carnaval de insultos. La gente es creativa al insultar”.
Además, señaló que el peligro del insulto también se encuentra en que “en muchas ocasiones el insulto nace de la envidia”.
“Cuando una persona tiene una minusvalía, mental o física, no supone una amenaza, y por lo tanto no hay necesidad de insultarla. Pero cuando una persona hace algo que no gusta, lo insultamos y le hago pasar por ‘minusválido’: minusválido mental, minusválido social, minusválido familiar, sin capacidad de integración”.
“Por ese motivo, el insulto mata: mata el futuro de una persona, mata el camino de una persona. Es la envidia la que abre la puerta, porque cuando una persona tiene algo que me amenaza, la envidia me lleva a insultarla. Casi siempre encontramos envidia ahí”.
El Pontífice añadió que el Libro de la Sabiduría “nos dice que por la envidia del diablo entró la muerte en el mundo. Es la envidia la que te lleva a la muerte”.
Frente a la envidia, Jesús ofrece el remedio de la reconciliación. “La reconciliación no es una actitud de buenas maneras, no. Es una actitud radical, una actitud que trata de respetar la dignidad del otro y también la mía. Del insulto a la reconciliación, de la envidia a la amistad. Este es el camino que Jesús nos ofrece hoy”.




miércoles, 13 de junio de 2018

La histórica Intervención del Diputado Luis Contigiani




El diputado santafesino del Frente Progresista Cívico y Social, Luis Contigiani, fundamentó su decisión de votar en contra y su postura desató un fuerte debate dentro del partido socialista y del Frente. Incluso, antes de que el legislador se expresara, algunos funcionarios del gobierno provincial, como Esteban Paulón, secretario de Diversidad Sexual llamaron Contigiani a "rever su posición”.

Se trata de “Justicia” dijo el diputado, de defensa de la vida. Una nación no puede no defender la vida de los dos: “Yo no puedo disociar mi lucha por la igualdad de oportunidades…, no puedo disociar la lucha del derecho de una mujer del derecho del que está en el vientre de la mujer…”
  “Hay que tener la coherencia de defender la justicia en el campo de la política, la economía y lo social, también defender la vida en el vientre de la mujer. Hay que garantizar derecho con más vida no con menos.”